04 febrero 2010

Informe de vistos y leídos/XIX*

Repasemos un poco lo visto y leído en los últimos meses, de acuerdo a mi memoria (seguro hay bastante más, pero mucho no tendré que decir porque no me acuerdo):
Vistos:
  • Avatar: estas películas megamillonarias no pueden ser otra cosa que refritos de historias que ya hemos visto o leído, probadas otrora y regurgitadas al calor de nuevas tecnologías (y el cine de comité). Me molesta con Avatar lo mismo que con las del Imperio de Lucas: me tratan de estúpido. Creen que no conozco la historia de Pocahontas, que no vi ninguna película de Miyazaki, o que la verosimilitud tradicional debe rendirse a la del "existe porque puede verse", cuando muchas veces he verificado cosas que ni siquiera imaginé poder ver (y no entremos en metafísica, sólo hablemos de ciencia ficción). Entretenida en 3D; en 2D imagino que es una película grandilocuente que se queda corta. ¿Alguien me puede explicar la obsesión de los directores de Hollywood por los helicópteros?
  • La Trilogía LOTR. Revista, aprovechando el nuevo monitor de 20' y que podía entredormirme cada tanto porque las había visto.
  • "500 days of summer", la tan mentada nocomediaromántica del invierno boreal que se estrenó hace unas semanas por acá es otro refrito de historias y personajes ya vistos. Zooey Deschanel hace otra vez a Trillian ("The Hitchhiker's Guide to the Galaxy") pero como Andy MacDowell en "Four Weddings and a Funeral", dentro de una estética Pushing Daisies que incluye voz en off y amago de musical. Igual, la película es bastante honesta en todo lo demás, aunque le faltó poco para Great Expectations.
  • True Romance, la de Tarantino que hizo Tony Scott. Tan buena como cualquiera de las mejores de Tarantino, incluso mejor que algunas tan festejadas (sobre todo las últimas). Una chica rubia, un chico pobre y una valija llena de droga. Tiros, Kung Fú, mafia, diálogos actorales para alquilar balcones (el reparto es de lujo), noche, estrellas, Teté. Casi ni yo me acordaba de que era tan buena.
  • Luna Nueva: no sé si merece que pierda más tiempo que el que perdí viéndola. La primera fue insoportable y no la terminé, por lo que algo mejor ésta es. Igual es una bobada.
  • Meteoro, de los hermanos Wachowski. Me esperaba algo peor, después de las malas críticas, pero zafó. Una versión de Meteoro Micro Machines.
  • Astroboy, de David Bowers. Otra que me asustó pero no fue para tanto. Me hubiese gustado por Tim Burton.
  • Sólo estoy viendo House, The Big Bang Theory y Scrubs. Tengo para seguir con Pushing Daysies 
Leídos:
  • La bicicleta de Leonardo, Paco Ignacio Taibo II. Quizá una de las perlas de la temporada. Tengo otro libro del mismo escritor en la pila y no veo la hora de llegar.
  • La costa más lejana del mundo, Patrick O'Brian. Otra historia de Aubrey y Maturin en el mar. Qué decir, puro gozo para el nerd de los barcos.
  • Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll. Tenía que releerlo, después de tantos años. Me encantó de nuevo. Y temo por la película.
  • Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Celine. Otra relectura que me permito cada tanto. La necesito y aprovecho el paso del tiempo para volver a pecar.
  • Últimas noticias de Perón, de Rogelio García Lupo. Una especie de colección de historias poco conocidas de los primeros gobiernos de Perón a la luz de nuevos documentos que han visto la luz pública.
  • Isabel Perón, de María Sáenz Quesada. Una biografía bastante completa, centrada sobre todo en los años más públicos de la última esposa de Juan Domingo Perón y sus "socios" de la época. Queda mucho en la sombra, quizá faltó un poco más de investigación. Por ejemplo, no se dice mucho de su relación post golpe con Massera.
  • Monte Chingolo, Gustavo Plis-Steremberg. Una excelente reconstrucción de los antecedentes, los hechos y consecuencias de la batalla más grande que librara la guerrilla en Argentina. Una historia bastante poco conocida. Muy buen trabajo del autor.
  • El burgués maldito, de María Seoane. Biografía muy completa sobre José Ber Gelbard. Me impresionó bastante, sobre todo porque conozco personalmente a alguna gente mencionada en el libro.
  • El Dictador, de Vicente Muleiro y María Seoane. Imprescindible biografía del criminal que hace de Andrei Chikatilo un bebé de pecho. Paródico, patético, retentivo anal. Y sanguinario.
  • Timmerman, de Graciela Mochkofsky, esfuerzo notable para reconstruir la vida de uno de los hombres más polémicos del país. Complementaria a la de Gelbard, Videla e Isabel.
  • Estamos en el aire, Silvia Itkin, Pablo Sirvén y Carlos Ulanovsky. Historias y anécdotas sobre la televisión ordenadas cronológicamente y divididas en tres partes, una para cada autor.
  • JFK, William Reymond y Billie Sol Estes. Otro libro sobre otra de mis obsesiones, Kennedy y su muerte. Después de leer el Oswald de Norman Mailer pensé que nada más me iba a asombrar. Bueno, no. Después de leer este libro todas las teorías que se han manejado empiezan a clarificarse. Navaja de Occam mediante, la cuenta sale bien.
  • La casa de los conejos, Laura Alcoba. Una historia tan real que no lo parece. Una parte de la historia de la famosa imprenta revolucionaria de Montoneros, contada por una nena.
  • Quién mató a Aramburu, Juan Alonso. Otra vez mezcla las cartas y da de nuevo con nuestro Kennedy nacional.
  • Malvinas, Federico Lorenz. Una lectura que no agrega mucho a lo ya escrito sobre el tema, por lo menos usa otro enfoque.
Bueno, se ve que ando más por el ensayo y la no ficción que por la ficción. Incluso vi pocas películas. Ya volveremos.

* No me acuerdo por dónde iba.