24 diciembre 2009

¡Feliz Navidad, so bárbaro!

Para que vea que soy bueno, estimadísimo lector, le deseo unas fiestas en las que la enorme cantidad de comida que va a ingerir no le caiga para el culo (o que si es frugal, esté en buen estado), que este año su cuñado no se empede en la mesa de nochevieja y empiece a insultar a su suegra (que viene a ser su madre de usted) o que si va a herir a alguien con esa montaña de pirotecnia que compró por lo menos el damnificado no pueda identificarlo en ronda de sospechosos por la curda. Trate de no apuntar a niños, so torpe, con esos tres tiros. Y recuerde Cromañón si se le ocurre hacerle una broma pesada con bengalas a la tía solterona cuando vaya al baño, so estúpido.
Recuerde que si maneja borracho hay altas probabilidades de que mate a alguien por lo que mejor quédese en casa hasta el domingo; si usted cumple y no bebió ni maneja, algún idiota hará las dos cosas. En fin, lo que aquí le deseo, lisa y llanamente, es que no se convierta en otra estadística probatoria de que la gente es más imbécil, si es posible, en estas fiestas. Quédese en el molde, so culo inquieto.
Que las discusiones por pasarlo acá o allá, con éste o aquél, no hagan llegar la sangre al río. Que los regalos que haga o reciba pasen rápidamente al olvido y no signifiquen el final de una relación que, en realidad, debería valorarse por otras cosas más profundas, so miserable.
Recuerde que en las Fiestas lo que importa es el amor: al prójimo, no al consumismo, la gula, el desborde, la fisura y el quiebre moral de nuestros otros significantes y que la Navidad, sobre todo, invita a la reconciliación y al perdón, no a convertirse en el hijo imbécil que, con la excusa de estar borracho, se la agarra también con su madre porque sospecha que lo dejó afuera del testamento, so cretino.
¿No vendrá por acá esperando "espíritu navideño", no?

--------------------------------------------------------------------------------
Dibujo robado impunemente de KAP digital, excelente blog sobre historietas.