02 diciembre 2008

Hablando de inverosimilitudes...

... ayer vi "El niño con el pijama a rayas", que se estrena este jueves.

Excelente película, una de las que más me impactó en el año. Algo similar me provocó el año pasado "Desapareció una noche" -la de Affleck sobre una novela de Dennis Lehane- y en el 2006 "El laberinto del fauno", de Guillermo del Toro. No es de extrañar, las tres tienen muchos puntos de contacto: qué pasa con los niños cuando están metidos en el medio de la locura de los adultos. Todavía no pude ver "El corazón es engañoso por sobre todas las cosas", de Asia Argento, que parece tener también algo que ver y viene bastante bien de críticas (bah, las que me importan a mí).

"El niño..." es una fábula (aquí irá la crítica de Cine&Medios, cuando se publique). No hay ninguna veracidad histórica en los personajes ni en la trama. Es un relato construido solamente para arribar a un final, para probar la infinita crueldad del ser humano y cuánta neurosis es necesaria para ignorarla. Claro, la Alemania Nazi existió y su legado de justificación del horror sigue vivo en cada niño que paga con su sufrimiento la locura de los grandes. También es una mirada sobre los que se mienten, los que eligen no ver.
Creo que jamás escuché un silencio semejante en una sala de cine al terminar una película.

Para los ñoños, mejor ver SAW 14.

--------------------------

Con este post -sin querer- cierro los últimos dos, totalmente desconectados en apariencia.