18 octubre 2008

Vergüenza propia

Sí, al final debuté en Convivientes Anónimos. Una vergüenza, pero había prometido algo y se me cumplían todos los plazos y las prórrogas. Alea jacta est.

Disclaimer: no hay devolución ni libro de quejas.