29 julio 2008

Largo y fastidioso

Según un test de "latosidad" que anda por ahí, este blog es 141% latoso -con respecto al promedio-. Escribo una media de 972 palabras por post, y he publicado aquí 318 posts, lo que da un total de 309.096 palabras durante algo más de dos años (en realidad, los primeros posts eran mucho más pequeños que esa media).
Tomando un promedio de 306 palabras por página A4, he escrito en este blog más de mil páginas a interlineado doble, por lo que he escrito una página y media por día durante el mismo período de tiempo (Gabriel García Marquez -escritor del que no discutiré diplomas, pero que no es santo de mi devoción- dice que hay que escribir -al menos- una página por día, así que tan mal no estoy, sobre todo sumando los otros escritos que no vienen a parar acá -bastante-, a los que pronto sumaré Knol).
Varias personas me han hecho una advertencia con respecto a los posts largos, diciendo que la mayoría de los bloggers no leen cosas largas. Yo siempre me sentí honrado por quienes me leen, pero nunca escribí para ellos pensando en un público ideal. Si quisiera visitas, haría otras cosas aparte de posts más cortos y me pondría un todo por dos pesos digital -sobre todo con tanto blogger devenido entrepeneur, ansioso por monetizar esta estupidez-.
Sí, me halaga mucho que me firmen, me halaga que el contador de visitas crezca... pero si hay algo que no voy a hacer es escribir para los vagos de la blogósfera ni atormentarlos con cosas que ni yo leería.
No hay muchos misterios en Fender Gebiet. Una pavada que hago con gusto.