15 junio 2008

Pedir demasiado

Desde que la actualidad se nos ha metido en los blogs (bueno, en este y algunos otros que no están tan dedicados al rait nau) me tuve que meter a discutir un poco.
No viene mal, yo siempre estoy buscando algo en qué perder el tiempo y los estribos, así que no me quejo. Encontré fauna variopinta, mucha de la cual ya viene etiquetada por estereotipos ya creados en las discusiones que pululan en los medios masivos. Y, sí. ¡Se viene una lista!

Estereotipos del conflicto Campo-Gobierno:
  • El Gorilón de Ciudad: jamás salió de la ciudad, ir más allá de la General Paz lo siente como una excursión a los indios ranqueles para la que cree que hay que sacar pasaporte. Ahora luce bombacha bataraza, boina, rastra de monedas y alpargatas.
    Opinión sobre De Ángeli: está considerando hacerse sacar un diente. Lo escucha con devoción y aplaude ante cualquier alusión irónica sobre la "señora".
    Opinión sobre D'Elia: merece la deportación, o los trabajos forzados en un taller clandestino. Opinión sobre el Gobierno: Sueña con otro helicóptero.
    Opinión sobre las retenciones: le importan un pito, es más, si las derogan se va a sentir frustrado por no poder canalizar con las protestas del sector agropecuario su gorilismo.
  • El Neo Peronista: está haciendo los pinitos con el peronismo de los Kirchner. Ignora todo lo anterior, incluso que Mendez era del partido. Si va a un acto, la noche anterior repasa la marchita. Si lo ve por tele, canta haciendo bombo con la mesa.
    Opinión sobre De Ángeli: representa a la oligarquía sojera, y hay que mandarle a lo' muchacho' de Moyano para que conversen con él. Se pone fastidioso al escucharlo.
    Opinión sobre D'Elia: depende lo que diga Néstor.
    Opinión sobre el Gobierno: Cada vez que habla la Presidente asiente con la cabeza, sonríe cuando ésta sugiere alguna picardía y le encanta que sea vehemente.
    Opinión sobre las retenciones: No entiende bien qué son ni para qué sirven, pero piensa que están bien. "Quizá algo de los que le sacan a estos garcas hijos de puta me toque", piensa en secreto. Cuando la Presidente habla de "redistribución" se imagina una 4x4 en la vereda de su monoblock.
  • El progre-zurdo-exalianza: no responde a la orgánica del PJ (a ninguna, a estas alturas). Vota a los Kirchner por el tema de los desaparecidos, pero del resto tiene opiniones conflictivas y algo incoherentes.
    Opinión sobre De Ángeli: le da un poco de pena, porque sabe que es funcional a los intereses de la Sociedad Rural, esos oligarcas. Como "pequeño agricultor" le provoca simpatía de clase y se lamenta con que no sea capaz de liderar una definitiva y revolucionaria Reforma Agraria en contra de los latifundistas de la SRA.
    Opinión sobre D'Elia: como también proviene de la izquierda, siente un odio innato por él (como todo zurdo bien nacido).
    Opinión sobre el Gobierno: como Los Jinetes de Apocalipsis, vienen a hacer pagar a los milicos hijos de puta. Cuando se habla de "los dos demonios" o de enjuiciar a los que tomaron las armas se cabrea y toma distancia.
    Opinión sobre las retenciones: está en contra, cree que hay que ponerles impuestos directamente a los ricos terratenientes y a los "pequeños productores" hay que, encima, subsidiarlos para que produzcan soja sin transgénicos. Los granos deben ser vendidos al estado a un precio histórico invariable al vaivén internacional.
  • Los taxistas sabelotodo: saben todo de todo, cada uno de ellos llevó a Perón, Videla, Alfonsín, Méndez, De la Rúa, Rodríguez Saa y Duhalde que le contaron la posta sobre la Argentina. "Estos no saben nada", dicen a cada rato.
    Opinión sobre De Ángeli: es un gringo trabajador que se merece ganar lo que tenga que ganar con su trabajo, como ellos que se rompen los riñones catorce horas por día.
    Opinión sobre D'Elia: lo odian desde antes porque le cortaba las calles a ellos y eso no se lo van a perdonar jamás. Encima "es zurdo, puto, negro y se la está llevando con pala". Cuando se olvidan de él escuchan Radio 10 que enseguida se los menciona.
    Opinión sobre el Gobierno: Hay que derrocarlo e ir al Sindicato de Taxis a pedirles que se hagan cargo del país. De ministros pondrían a ciertos periodistas. Feinmann, ponele.
    Opinión sobre las retenciones: son una porquería y la culpa la tienen los negros. "Acá lo que hay que hacer es agarrar a todos los que cobran esos planes trabajar, fusilarlos a todos y nadie va a necesitar más guita para mantener vagos. Vos dejame a mí...".
Hay más, pero ahora me agarró fiaca. Seguiremos informando.