11 abril 2008

Fender's School of Blues

Para quienes vayan a ver Shine a Light y se encuentren con un morocho desconocido con una voz de tormenta "que toca con los Stones" (o para los que, tal vez, sólo reconozcan las tetas de Christina Aguilera), les voy contando algo:

Buddy Guy es el bluesman vivo más grande (después de B. B. King, claro) pero si está por debajo -apenas- es por edad (tiene 71, si mal no recuerdo). Aprendió a tocar la guitarra slide (antes que cualquier otra) como aprendían los negros pobres de Louisiana: colgaban unos ladrillos de un alambre atado a un clavo, con una madera separaban el alambre de la línea vertical de la pared (improvisando un puente de guitarra) y con el cuello de una botella y un pedazo de plástico a modo de púa tocaban y cantaban blues. Dice la historia (está documentada en el Youtube de acá más abajo) que al único músico que iba a ver Jimi Hendrix era a Buddy Guy. Se dice también que Eric Clapton (cuando era "Dios") iba disfrazado con peluca y sombrero (le daba vergüenza estar entre el público), y también hay una filmación que no encontré -por ahora-. Junto a Freddy King fue el principal impulsor del blues-rock que salió de Chicago y terminó en Inglaterra, en cosas tan distintas como el hard rock y el heavy metal, de la mano de Deep Purple, Black Sabbath o Led Zeppelin, quienes jugando con los standards de Chicago se volvieron más y más duros.
Buddy Guy puede tocar durante horas. Improvisa las letras tanto o casi mejor de lo que toca la guitarra (y toca como los dioses). Es el mejor show de blues al que podés ir, si tenés suerte.
Entonces, aclaración: Buddy Guy no toca con los Stones. Los Stones tocan con Buddy.



Y esto es de lo que hablo cuando digo que Buddy "toca":