06 febrero 2008

Who's the fool?

El mundo occidental y capitalista vive, en estos días, zozobra merecida por la estupidez de llevar el esquema de Ponzi al extremo (de hecho, siempre imaginé que los sistemas que se basan en papeles no son más que configuraciones diferentes del mismo esquema); y ahora viene el momento en el que todos lloran.
Es la sábana corta, tonto: cuando alguien tira demasiado, los de la otra punta sienten que se les enfrían las patas. Los miedosos al fresco secaron al mercado de liquidez pagando 100 dólares por barril en mal momento, todas las burbujas yanquis (inmobiliaria, de créditos a deudores de alto riesgo, etc.) estaba a punto reventón y... Bush es presidente de Estados Unidos.
Nadie lo dice aún, pero todo está conectado ¿Tan difícil es verlo? El mismo Bush es petrolero y está sospechada su vinculación al Fondo Carlyle a través de su familia. El fondo estuvo milagrosamente a salvo de la caída subprime, se encontraba dedicado a otras cosas. Pero cuando la sábana es corta, es corta y a todos les toca enfriarse un poco los pies. Pero hábiles (o anoticiados a tiempo) ahora están listos para el negocio.
Después no digan que no avisé.