11 enero 2008

Maniqueísmo del bueno

En "Un nuevo Edén" Ben Elton juega con la idea del consumismo perfecto, sobre todo refiriéndose a la clase media en general y al pueblo norteamericano (el país más mass media que existe) en particular.
Según Elton, los ministros de Economía se van a celebrar cuando la temida recesión termina porque una carrada de pobres tontos van a las tiendas a acumular deudas sobre sus tarjetas de crédito y la gente empieza a gastar un dinero que no tiene en cosas que no necesita.
Y hace la siguiente cadena de silogismos (o algo así): consumo es sinónimo de 'crecimiento', y el crecimiento es bueno. Siempre es bueno, donde quiera y como quiera. Por ende, obviamente, el consumo es bueno, todo el consumo, en cualquier lugar, en cualquier momento. Desde la lógica de la economía mundial, la muerte del planeta será el cénit del triunfo humano, porque si el consumo siempre es bueno, consumir todo un planeta debe ser lo máximo.
Algo notable de este librito es que tiene minicapítulos de media o una página, como posts en un blog. Va de personaje en personaje, de situación en situación, de reflexión en reflexión. Y si hace falta (porque es un libro, qué carajo), Elton se manda capítulos completos de diez páginas.
Lo pagué cinco pesos en Dickens.
Puto el que no lee.