22 febrero 2007

Mirar películas

No voy a hablar de películas extraordinarias, tales con "Citizen Kane" o "El Acorazado Potemkin" (no puedo con mi genio. He aquí el trailer de Citizen Kane) .
Tampoco de películas de alto presupuesto, cine de autor, películas europeas, etc.
Quiero hablar de películas chiquitas, ésas que viste un sábado de madrugada (no, no cuenta Casablanca -eterno clásico de madrugada-, porque es una película gigante), y que públicamente nadie reconoce por cierto snobismo imbécil.
Buenos momentos tienen muchas películas. Los amantes del buen cine, vamos por ellos, a veces tolerando verdadera bazofia entre medio. No hay película sin baches (como no hay libros sin ellos), porque es imposible darle una dinámica de vértigo a todo. Hay unas pocas en las que los baches son tan escasos, y vienen tan a cuento, que el producto final es maravilloso.
Hay películas, como "Danza con lobos", donde el bache es el estilo narrativo elegido por el director (cosa bastante arriesgada, aunque en este caso, con particular suceso -tomando en cuenta otros films de Costner-).
  • Una de estas películas que más me gustó fue The Cutting Edge: bastante ñoña, sobre una delicadita patinadora de hielo y un rústico jugador de hockey devenido él también en patinador. Se enamoran y todo eso. Tiene el plus de que la dirigió Paul Michael Glazer. Sí, Starsky.
  • Otra película chiquitita, ideal para un domingo a la tarde con los sobrinos, es The black stallion. Aparte de una fotografía excelente, actúa Mickey Rooney (sí, el de "Una noche en el museo"), y la historia del caballito salvaje es atrapante hasta el final. Productor, Francis Coppola. La música es de Carmine Coppola (sí, padre de Francis). Una joyita.
  • Esta es una pelicula enterrada "Fast Charlie... and the Moonbean Rider", una película sobre carreras, en los albores del motociclismo. David Carradine se lo pasa tapado en tierra (sí, aclará, porque lo de "enterrada" es un chiste que no entiende nadie, Fender!).
  • Y si de películas de carreras hablamos "Smokey and the Bandit", es una de las mejores. Los sherriffs son tan vilipendiados como en los Dukes de Hazzard, o en una de mis preferidas,
  • The Blues Brothers, la película consagratoria de John Bellusci (y su última de éxito)
  • Y para terminar un comedia dramática ligera: "Six Degrees of separation", con un elenco de lujo y una historia fabulosa. Will Smith cuando era apenas The Prince of Bell Air.
Me gustaría conocer sus maravillosas "películas de medio pelo".