17 enero 2007

Soy un Quijote

Si hay un libro que leí más de una vez es el Quijote. Para mí es más un lugar que un libro, ya. Voy por cada página como quien va por las esquinas de un barrio, o visitando los aledaños de una comarca querida.

”... se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio.”

A veces me siento como el Quijote, esperando por Dulcinea y dándome porrazos contra los molinos de viento. Y no quiero despertar...