04 diciembre 2006

Y entonces Pitufo Gruñon dijo: "Odio la Navidad..."

... y Año Nuevo también.
Y no tiene nada que ver con mi carácter agnóstico. Puedo festejarte un San Patricio perfectamente integrado al ambiente, Nadie sospecharía que no soy irlandés ni mucho menos católico (ebrio por lo general hablo en inglés, y sobre todo si estoy peleón), cosas que se me intuyen natural y erróneamente, por más austro-tana que sea mi ascendencia.
Colecciono sensaciones bastante tristes que hacen que vea la Navidad y el Año nuevo más por sus cuestiones negativas que por las supuestamente positivas.
Para mí, navidad y soledad son casi sinónimos. El problema es que a) nunca pude pasarla solo, b) o lo que es peor, a veces rodeado de desconocidos, c) están los que no quieren sentirse solos y se sienten indefectiblemente mal; y d) están los que se quieren sentir bien a toda costa para olvidarse de esa(s) silla(s) vacía(s).

He aquí una somera enumeración de malas navidades:
  • Cuando infante, todas las navidades que pasábamos en familia promediaban con la escucha obligada, tío por tío, de mi abuelo cantando canzonettas. Decí que se dignaban hacerlo con auriculares, que si no era como repetir su velorio a cada rato.
  • Cuando adolescente, ya bastante ateo como para que la navidad no fuera más que una buena excusa para beber, recuerdo una noche ir a los piques para llegar antes de las doce a casa y tratar de no perderme el brindis (la cara de mi viejo podía durar meses si llegaba a ese colmo de la traición a la "vida en familia"). Pasé entonces, corriendo como dije, por la farmacia del pueblo y veo al farmacéutico (un hombre jovial, capaz de hacer las bromas más graciosas y pesadas, a pesar de ser ya un "hombre grande", futuro suegro eventual de mi hermano) sentado en el umbral de su casa, solo y triste. Sus hijos estaban evidentemente en casa de su ex mujer (la otra farmacéutica del pueblo). Paré, le pregunté un par de güevadas, me quedé unos minutos dándole cháchara insustancial. Me senté en el cordón de la vereda. Se percató de la hora y me dijo: "Andá que el Tano te debe estar esperando", con una sonrisa. Entendí a qué se refería y me fuí. Me dijo "Gracias", con los ojos brillosos, sin dejar de sonreir.
  • Un primero de enero, apenas pasada las doce, después de saludarnos en la plaza principal de mi pueblo, Titino se mató en una moto ante mis ojos. Esa noche fue mi debut con la muerte de un amigo, de manera cruenta y estúpida. Y no fue la última.
  • Odio las negociaciones previas, sobre donde va a pasar cada uno y con quién. Y el secreto resentimiento del que dice: "no, yo no salgo, me quedo en casa" y descubre que, en efecto, se queda solo y en su casa.
  • Que los turros que durante el año me las ponen ásperas sin necesidad, los que opinan que mi vida es una mierda, que no tengo remedio y que soy el peor de todos, me anden deseando felicidades. Sus felicidades, seguro, son un infierno para mi. Que les recontra.
  • And so on...
Ni hablar de toda la mierda benevolente llamada "espíritu navideño", que no es más que la continuación de la hipocresía interesada inculcada cuando niños detrás de la frase "portate bien que el niño Dios/Papa Noel/quién poronga sea te está(n) mirando y no te traerá(n) regalos".
En fin, en Navidad, iré a un lugar en donde NO se festeje una mierda. Y me portaré más mal de la cuenta.
Y no haré ningún balance, a ver si la vida se aviva y me ajusta las tuercas.

21 comentarios:

  1. esplendidos sentiminetos, felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Hay no me digas todo esto que viene esta fecha de mierda y tengo que negociar, mentir y pasarlas. He dicho, me voy a chupar dos horas antes de las 22.

    ResponderEliminar
  3. Realmente son detestables esas reuniones previas donde se programa quien va con quien y a que casa, a que hora en tal lado y que comida o ensalada prepara cada uno. En mi caso eso siempre es tema de discusion y termina sacando los peores rasgos de mi familia. Una lastima...

    saludos

    ResponderEliminar
  4. jajajj papi.. donde no se festeje una mi.. propio de ti!! eres de terror.. :$ma.. a mi siempre me gusto la navidad!! de chica recuerdo veia poner los regalos en el àrbol a mamà y era un desear q ia llegue la maledetta navidad..me creaba una de ansia..q a la noche me alzaba y abria los regalos..los vi siempre antes del 24..cuando fui mas grande mamà me hacia ver el regalo antes de encartarlo.. pa' no kagarle la estetica de su àrbolito (pq cuando abria los regalos, no es q me preocupaba de cerrarlos bien)..mis hijos son igual a mi (sòlo q ellos no me abren los regalos o si??..boh.. io no me doy cuenta)..en fin.. navidad navidad blanca y kgona navidad!! ahora espero de no estar en casa està navidad pq ia sabes.. saludos de ferragosto..

    ResponderEliminar
  5. Que se yo... a mi de chiquito me encataba porque pensaba "regalos, regalos, regalos" y ya, el resto me chupaba un huevo. Me empezo a romper las pelotas eso de donde y con quien, despues de que mis viejos se divorciaron, porque encima viven en distintas ciudades, hasta que deje de cumplir y directamente hago lo que se me canta y la paso bien, y me gusta juntarme en casas! Una vuelta se fueron todos a visitar a un parentela lejana y yo decidi quedarme solo en casa, despues de las 12 vinieron mis amigos, y creo que fue el mejor año nuevo de mi vida...

    ResponderEliminar
  6. y de vuelta me pregunto (como el año pasado y el anterior y el anterior y tantos otros anteriores)...:

    por quéeee? por qué todos odiamos estas fechas por la misma razón y no podemos zafar? cómo puede ser que tengamos semejante bloqueo colectivo? maldición!

    a mí me pasó algo parecido a lo que cuenta nicolás.... un fin de año nos quedamos con mi prima en la casa de mis tíos, mirando cómo se comían las uvas en puerta del sol por tve. ese fue el mejor fin de año de mi vida. y este año ya estamos planificando pasarlo de nuevo con mi prima y amigos varios.

    no al bloqueo findeañero!!!!!

    ResponderEliminar
  7. puta madre, para que me hiciste acordar??? ya puedo sentir el olor de las almendras y las avellanas, y me da nauseas

    ResponderEliminar
  8. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  9. a-mén.

    Últimamente me cae peor que nunca porque sólo puedo recordar "últimas navidades"... las que anteceden a las sillas vacías... La última navidad de mi bisabuela, antes del quiebre del 2000... La última navidad con mis primos... la última vez que nos juntamos todos en casa de uno de mis tíos y ya se olía la hipocresía en el aire...
    Este año va a ser la primera Navidad que mi tía del corazón, la única que se sentaba a nuestra mesa estos últimos tres años, no va a pasar con nosotros. O su hermana, que viajaba desde Buenos Aires para pasarla con ella y murió en marzo. Y cada vez somos menos...
    Mis viejos y mis hermanos escuchando los grillos y los fuegos artificiales, con mis vecinos gualeguaychenses de joda en el patio de al lado. Cada vez más solos. Y seguramente, este año también sin mí.

    ResponderEliminar
  10. que increíble.. no conozco una sola persona que "adore" estas fiestas..
    siempre es lo mismo, lo que vos narrás: con quien la pasás, donde la pasás, siempre falta uno que se fue a mejor? vida, siempre hay alguno peleado, es toooooooodo un tema.
    yo, particularmente, optaría por:
    1) rajarme con mis hijos bien, pero bien lejos.. donde nadie se me acople o
    2) dormir desde el 23 a la noche hasta el 2 de enero.
    Se lo voy a pedir a Papa Noel, por ahi me cumple ...
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. si conozco un poco ese sentir, esas carencias y necesidades,de los 2 lados eh los que quieren estar con uno y uno que quiere estar con tal o cual o solo...pero personalmente deje a un lado toda esa mirada tristona e instrumental, de la navidad deje de ver el regalo como un materialista...si recibo sea lo que sea...un bmw o unas palmaditas en la espalda, voy a ser igual de feliz
    tambien deje de sentir soledad si no que ahora tengo recuerdos y bueno asi, me gustan las fiestas...
    SALUTES!

    ResponderEliminar
  12. ojotazeta5/12/06 21:47

    Recuerdo que cuando chico se juntaba la familia, éramos como 50 y por que no venían todos y era hermoso. A la noche nos sacaban a pasear o nos llevaban a la misa de gallo que se hacía a las 23 hs y cuando volvíamos encontrabamos los regalos en el árbol. Ahora tengo 5 hijos y un comercio donde estoy el 24 hasta las 10 de la noche, cuando llegamos a casa, comemos sanguches de miga y nos vamos a la cama y el primero que llama a las 12,01 recibe primero una puteada y después tal vez un felicidades. A mi me gusta reunirme con mi familia pero no necesito de las fiestas para hacerlo y soy muy feliz en cada una de esas reuniones porque sí.

    ResponderEliminar
  13. yo detesto estas fechas porque me recuerdan como perdi el año y que por mas expectativas que tenga del proximo, va a ser lo mismo...

    ademas no me gusta cuando la gente se obliga a ser bueno y tratarse bien.... cuando un 24 o 31 alguien en casa se pelea mi papa dice "che, por lo menos hoy cortenla" y yo digo Porque??? es decir, hoy mi personalidad cambia y deja de molestarme lo que ayer me molestaba. y me aguanto a la persona que ayer odiaba .....??

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué tema, Fender! Para mí, insoluble: esas fechas se han instalado de tal manera que aun cuando no las festejamos, estamos en función de ellas "no festejándolas". Y con amigos no me han sido más leves: cualquier otra noche menos suculenta de platos y menos regada de alcohol compartida con ellos puede resultar mil veces más grata por su gratuidad. Mientras tanto, reforcemos y extendamos nuestro agnosticismo: que hagan lo que quieran, y capaz que hasta los acompañamos porque los queremos, no porque creamos con ellos.
    Usted, Fender San, me hizo recordar una obra de teatro que vi varias veces (tres o cuatro) el año 2005: A mamá, basada en personajes de La orestíada. La particularidad era que los personajes (mamá Clitemnestra, el tío-padrastro Egisto, las hermanas Crisótemis y Electra, y el protagonista, Orestes) vivían en la actualidad y en un barrio porteño, y Orestes regresaba a su casa justo para una fiesta navideña. Y le puedo asegurar que Esquilo se hubiese asombrado de ver tan adecuadamente ubicado su relato de odios, venganzas, violencias contenidas, reproches y todo tipo de molestias al prójimo.
    Le dejo mis respetuosos saludos, antes de salir raudo a comprar sidra, nueces y pan dulce.

    ResponderEliminar
  15. Multi-Re-reply a lo Eleanor:

    Fernet: que hacé tritri! mejor no te digo nada porque te vuá criá alas...

    ross: güelcam to my world (diría el agente Smith). Chúpese pero convide.

    julita: lo peor de una familia sale a pesar de las mejores intenciones. Por eso de "todos juntos y amontonados". Saludos al Flaco.

    Espectadora: yo no sé, creo que Navidad contigo debe ser algo vero caótico y que el niño dios debe decirse "otra vez aguantar a esta tía"...

    Nicolas: cualquier ocasión en la que haya fiesta y amigos es buena, y desmiente que el problema sea uno. Generalmente, en las fiestas el problema es el "ambiente".

    Marian: yo pasaría con ud. la navidad haciendola laburar y cantar "Julia" o "In my life". Sería más divertido que poner la radio al palo para saber cuándo merde son las doce, como hacían en casa por un extraño fetiche cronológico.

    Igar: ni hablar. Acá suele hacer 53º a la sombra ¿y meta darle al turron y a la garrapiñada? Dame una ensalada, por dios...

    Cassandra: cada vez más grillos (sillas vacías no, porque para qué ponerlas). Dudo de su ausencia...

    Araña: el problema es que la navidad representa muchas cosas, tan distintas para cada persona... Pretender conjugarlas en una cosa festicholera morfando como refugiados y chupando como cosacos... Irse o quedarse... Yo digo: cada cual en la suya...
    La mía es no festejarla porque no creo, pero otros tal vez sí y prefieran hacerlo.

    yhvh: es lógico, usted se hizo carne, tióricamente... Ahora para qué, mejor preguntelé a Mel Gibson...

    Ojotazeta: esa es, más o menos, una actitud recomendable.

    Andrea: ese tema podría estar entre el top five de mis discusiones... Qué tiene que ver la circunstancia? Te odio con sueño, hambre o después de hacer el amor, no te voy a odiar en Navidad?

    Luchopresidente: Y Electra tenía un escarceo, aunque sea, con papá? Mire que si no, no veo la obra...

    ResponderEliminar
  16. bueno fender. propongo algo, pero de enserio deee enseeeerioooooo.

    *drum roll*
    y si hacemos una reunión blogger navideña? si se consigue un lugar que no sea demasiado lejos, yo pongo el piano y las hojas con las letras de las canciones para que hagamos fogón.

    por mi parte, voy a estar espantosamente triste porque mi muchacho se me va a usa por dos meses y medio. asi que me vendría bien cantar y tocar para olvidar.

    pero lo estoy diciendo posta, eh...

    ResponderEliminar
  17. Si , es extraño y hasta algunos creen en un pseudoprogre cliche de decir que las fiestas estan buenas para saltar un nivel. Para mi representan lo mas parecido al velado carnaval, y es el permiso moral para emborracharse que encuentran los sobrios, para divertirse los amargados, para no asumir su soledad los solitarios, obvio me refiero a quienes logran disfrutarla. Zizeck diria que es cultura la navidad o sea lo que se hace a pesar de no creer firmemente, yo pienso una conspiracion mas modesta para mi NAVIDAD es un torpe anagrama de VANIDAD

    lindo blog
    cariños y felices fiestas amigos anónimos

    ResponderEliminar
  18. Fender, ¡pague el codififado, perdón, el codificado! Se lo recomiendo porque esa Electra hacía más eje en el estar chapa que en el estar cachonda.

    ResponderEliminar
  19. Aquí una más que se suma al odio por la navidad...empezando por los chirriantes villancicos y acabando por comidas/cenas familiares...pasará rápido.
    Saluditos, Fender.

    ResponderEliminar
  20. Lo unico que me alegra de año nuevo es que se termina este mugroso año...como dijeron por ahi, a tomar desde temprano, y a las 12 llego con una sonrisa...
    Pero la navidad me deja una sensación extraña, me recuerda mucho a mi abuelo (quiza la persona que mas admire en mi vida), a sus regalos, y a lo que era mi familia en ese momento (que despues de que el fallecio, por decirlo de alguna manera, se fue a la mierda)

    Asi que no se...dentro de 15 dias te digo como estuvo... (lo unico que te puedo decir es que tuviste bastante mala suerte en esas fechas)

    ResponderEliminar

La única condición es dar la cara. Identificarse es ser buena gente. Anónimos dependen de su viveza y don de gentes.
Perdón el capcha, pero el spam golpea fuerte estos días.