13 noviembre 2006

Confusiones de Primavera

El sábado me pidieron "una que sepamos todos". Bueno, estoy harto de cantar "Rasguña las piedras", pero una adolescente de dieciséis años me pidió esta.
Extrañamente, la cantaba y algunas estrofas encajaban en mi vida. Ponerse a adivinar cuáles es cruel, che.


Confesiones de invierno

Me echó de su cuarto gritándome:
"No tienes profesión"
Tuve que enfrentarme a mi condición,
en invierno no hay sol.
Hace frío y me falta un abrigo
y me pesa el hambre de esperar...

Quién me dará algo para fumar
o casa en que vivir?
Sé que entre las calles debes estar
pero no se partir.

Y la radio nos confunde a todos
sin dinero la pasaré mal,
si se comen mi carne los lobos
no podré robarles la mitad.

Dios es empleado en un mostrador
da para recibir
Quién me dará un crédito, mi Señor?
sólo se sonreir.

Y tal vez esperé demasiado,
quisiera que estuviera aquí
cerrarán la puerta de este infierno
y es posible que me quiera ir.

Conseguí licor y me emborraché
en el baño de un bar.
Fui a dar a la calle de un puntapié
y me sentí muy mal.

Y si bien yo nunca había bebido
en la cárcel tuve que acabar,
la fianza la pagó un amigo,
las heridas son del oficial.

Hace cuatro años que estoy aquí
y no quiero salir.
Ya no paso frío y soy feliz
mi cuarto da al jardín.
Y aunque a veces me acuerdo de ella
dibujé su cara en la pared
solamente muero los domingos
y los lunes ya me siento bien...


Prometo poner aquí un link para los que no la conozcan o quieran escucharla de nuevo.