27 octubre 2006

No dejarlo pasar...


Le decian "pelusa de ombligo", porque no era pendejo ni vello.

Pero se creía las dos cosas.