22 agosto 2006

La mirada del lagarto

Camino fisiológico del reflejo de parpadeo

Conversando con una amiga (si, tengo amigas, por lo menos en esta etapa de mi vida, eso no quiere decir nada, che), decidimos que nuestro estado de ánimo es "depende".
Estamos depende cuando estamos en modo indiferente 80%/alerta 20%. Es decir, cuando casi todo me nefrega y provoca hastío, pero somos capaces de descubrir algo distinto. Una especie de distribución de Paretto del ánimo. De por si esto da para un post mas largo, pero como puedo ser perceptivo cuando me asiste la suerte, me di cuenta de que esto es una buena estrategia para definir (o no) estados como los del post anterior.

"No quiero tener historias ahora. (Hacer una pausa) Depende.", y quedarse parpadeando en silencio (el parpadear acompasadamente es fundamental aqui. Quiere decir "y no diré nada más, así que entendé lo que quieras o puedas").

"Estuve pensándolo y prefiero tomármelo con calma. (Pausa) Depende." (Parpadeos. Esto es bueno para casi cualquier cosa, por ejemplo, poner fecha de casamiento; divorciarse, etc. Es fundamental el "depende")

"Es que yo no lo manejo, sale o no. (Contar hasta tres) Depende." (blink-blink. Idem. Respuesta ideal para ¿cuando vamos a ir a conocer a tu familia?", o "¿cuando me llevas a un asado con tus amigos, así los conozco?").

Es infinito el uso del latiguillo. Se puede usar hasta el cansancio. Depende.