19 julio 2006

Lo viejo nuevo.

En el blog de Petra (La silla enojada) pueden encontrar un detalle muy bueno de la catarata de revivals del rock, hard rock, heavy rock y otras yerbas similares con una onda setento-ochentosa, el cual recomiendo leer. Tambien hay rock mas modernito, eh!
Yo quiero resumir y comentar este fenómeno, que estaba esperando y se veía venir:
Parece ser que recién ahora se decanta una cosa que venía muy mezclada, sobre todo en los ochentas, entre Hairy Metal, Glam y East Coast Metal. Gracias a (o culpa de) bandas como Whitesnake, Europe, Poison, Warrant o hasta los mismos Van Halen o WASP, la cosa se mezcló y se puso debilucha.
Entre medio venian Quiet Riot, Blizzard of Ozz, AC/DC, Krokus, Rainbow, Iron Maiden, y los eternos Deep Purple y Black Sabbath entreverándose continuamente, pero sin sobresalir.
Pero vinieron Slayer, Exodus, Metallica y Megadeth y pasaron por arriba de todos (bienvenido fue), pero nos dejaron sin el punto de inflexión.
Hoy tenemos a Living Loud, Wolfmother, Iommy-Hughes, Rebel meets Rebel y otros más, metiéndose en ese hueco sin explorar: buenos vocalistas (indispensable sonar reventado) y guitarras muy duras (pero a la velocidad de aquellos años). Lo más rápido que se puede conseguir es un buen shuffle o un boogie. Nada de doble bombo e ir corriendo como Slayer o andar a los semicorcheazos como Megadeth.
Es medio peligroso (se arriesga aburrir o copiar demasiado o ser demasiado moderno) correr una carrera que casi nadie corrió que encima todos sabemos como termina... Pero quien te quita el placer de correrla...
Digo que nadie la corrio entera, pero hubo quien siempre le daba unas vueltas: Lemmy, Kim Thayil, Iommy, pero casi a solas (a veces ni sus bandas los seguian).